info@cantineoqueteveo.run

Guía búsqueda de palabras clave o keyword research A medida que más y más gente se suma al estudio y el cuidado del SEO y la competencia por posicionar nuestras páginas webs en los primeros resultados de búsquedas de Google se hace más dura, estrategias como el estudio de las palabras claves o el keyword research se han convertido en esenciales para potenciar nuestras campañas de marketing on line.

¿Qué es el estudio de palabras clave o keyword research?

El estudio de palabras clave (o keyword research) es una de las piezas clave de cualquier estrategia de SEO. Si queremos que nuestros contenidos aparezcan en las primeras posiciones de las búsquedas de Google y aumentar de este modo la cantidad y la calidad de las visitas que recibimos, es esencial que dominemos este aspecto. No resulta exagerado decir que, por mucho tiempo que dediquemos a diseño, al valor de los contenidos, a los enlaces internos y externos, a la velocidad de carga… sin una buena estrategia de palabras clave no tendremos absolutamente nada. Imagina que tienes una magnífica página web con un diseño cuidado, espectacular y moderno. Y que has llenado la web con unos contenidos largos, todos con muchas más de trescientas palabras, e interesantes, aportando todos ellos un enorme valor y resolviendo problemas del lector. Además, has conseguido que te enlacen de forma natural en muchas webs de prestigio y has optimizado las imágenes para que la página no sea demasiado pesada. Incluso has analizado hasta la saciedad tus artículos para minimizar el contenido duplicado y evitar que se te penalice por este concepto. Sin embargo, pese a todos tus esfuerzos, las visitas no terminan de llegar en el número que tú consideras adecuado. Te desesperas al ver que has cumplido (casi) todo el manual del perfecto SEO pero no has obtenido los resultados que querías. ¿Qué error he cometido? ¿En qué me he equivocado? La respuesta es sencilla: no has hecho un estudio adecuado de las palabras clave. Un error fatal, como no tardarás en entender. El estudio de las palabras clave nos permite entender el comportamiento del usuario de Google, qué términos busca, cómo los busca, cuánta gente lo busca. Es el mapa que nos dirá no sólo cómo debemos desarrollar nuestros contenidos, en qué palabras debemos centrarnos y cuántas veces debemos repetirlas a lo largo del contenido. Y sobre todo nos permite hacernos una pregunta tan básica como dolorosa: ¿merece la pena dedicar tiempo a este contenido? Vayamos por partes. Si nuestro objetivo es que el usuario potencial nos encuentre y nos elija, lo primero que tenemos que saber es cómo está el usuario haciendo su búsqueda. De nada sirve escribir maravillosos artículos sobre “los mejores ordenadores de sobremesa” si lo que busca el usuario de forma masiva es “los mejores pc’s”. El estudio de palabras clave nos permite en primer lugar saber qué busca y cómo busca exactamente nuestro usuario en Google, de modo que podamos adaptarnos a él y adelantarnos a sus búsquedas. La segunda parte de un estudio de palabras clave es averiguar cuánta gente busca un determinado término. Por muy maravilloso y útil que a ti te pueda parecer un contenido, si no hay nadie ahí fuera interesado en él será un contenido que sólo leerás tú. Pongamos un ejemplo totalmente inventado. Tienes una idea para escribir en tu blog de viajes un artículo sobre los mejores lugares de Estados Unidos para moverse en bicicleta. Tienes los datos, tienes las imágenes pensadas, e incluso has ideado la forma de monetizar este contenido. Tu intención es escribir en torno a tres mil palabras acerca de este tema, algo que te requerirá un gran esfuerzo de tiempo y dedicación. ¿Qué puede ocurrir si nos lanzamos a escribir sin haber hecho un estudio previo de las palabras clave? Que nuestro esfuerzo haya sido completamente en vano. Y créenos que la pérdida de tiempo y es fuerzo es lo último que te puedes permitir. Antes de ponerte a escribir, debes hacer una búsqueda de palabras clave, aunque sea superficial. Cualquier herramienta de keyword research te indicará la cantidad de gente que realiza búsquedas relacionadas con el tema del que pretendes escribir. ¿Qué pasa si descubro que nadie o casi nadie realiza búsquedas en Google relacionadas con “lugares bicicleta Estados Unidos”? Tendrás que replantearte si merece la pena dedicar esfuerzo a algo que nadie va a buscar, que nadie va leer y que, en consecuencia, jamás vas a poder monetizar. Lo sabemos: resulta doloroso darse cuenta de que la genial idea a la que llevas tiempo dando vueltas no parece interesar a nadie. No queremos desanimarte. Tal vez haya otras vías para dar a conocer el contenido, pero desde luego, si la búsqueda de palabras clave te dice lo contrario, esa vía no será Google. En definitiva, la búsqueda de palabras clave nos permite saber sobre qué escribir y cómo hacerlo. Sin este paso previo estaremos dando palos de ciego. ¿Es posible escribir un buen artículo con un SEO optimizado sin hacer estudio previo de palabras clave? Sí, lo es. Como también es posible que un burro toque una melodía con una armónica. Puede ocurrir, pero las probabilidades son minúsculas. La búsqueda de palabras clave te ayudará a tener éxito con tus posts de forma más contundente y de forma más rápida. Y sobre todo te ayudará a no perder tiempo en contenidos que no tienen un público objetivo. Familiarizarse con las rutinas básicas de búsqueda de palabras clave y con las principales herramientas que te ayudarán a hacerlo supone un paso que ningún desarrollador de contenidos on line puede permitirse.

Tipos de palabras clave y cómo hacer uso de ellas

No todas las palabras clave son iguales ni pueden utilizarse de la misma forma. Las palabras clave se clasifican en primer lugar dependiendo de las intenciones del usuario. No es lo mismo una búsqueda que pretende aumentar nuestros conocimientos acerca de un tema que una búsqueda que pretende concluir con una compra. Según las intenciones del usuario las palabras clave se dividen en: Palabras clave informativas. El que busca este tipo de palabras sólo pretende leer un contenido para obtener algún tipo de información. Pueden generar un gran volumen de visitas, pero no están asociadas con compras o acciones directas. Palabras clave transaccionales. El que busca este tipo de palabras pretende hacer una compra o adquirir un producto de algún modo. Pueden no generar un alto volumen de visitas, pero si son bien empleadas concluyen con una venta y con los consiguientes beneficios económicos. Palabras clave de navegación. El que busca este tipo de palabras pretende encontrar un sitio o una aplicación concreta en la red. Dependiendo del tipo de página web que tengas y de tu manera de monetizarla tendrás que apostar por unas o por otras. Si lo que buscas es generar un gran volumen de visitas y un tiempo de permanencia en la página, deberías apostar por palabras clave informativas. Si tu objetivo es la venta o la promoción de un producto deberías centrarte en las palabras clave transaccionales. Más interesante aún que la clasificación según la intención del usuario es la clasificación por volumen de búsqueda. Este parámetro mide la cantidad de personas que buscan una determinada palabra o conjunto de palabras en un tiempo concreto. Según este criterio y usando la terminología en inglés podemos dividir las palabras clave en head keywords (palabras clave capitales o de cabeza), middle tail keywords (palabras clave de media cola) y long tail keywords (palabras clave de larga cola). Estos términos proceden de un gráfico que se ha popularizado entre los estudiosos del SEO. En él se combinan dos factores: cantidad de resultados que ofrece google y mayor o menos especificidad de la búsqueda. Una head keyword es una palabra clave muy general que en consecuencia ofrece una enorme cantidad de resultados. Por ejemplo, si tomamos la palabra clave “zapatillas” veremos que nos ofrece un volumen de resultados gigantesco porque es un término muy general. Las head keyword son palabras que buscan muchas personas cada día y generan una enorme cantidad de visitas a quien consigue posicionarse con ellas. Por este mismo motivo, están muy disputadas y lograr un buen posicionamiento en ellas es una tarea ardua, larga y extremadamente costosa en tiempo y en esfuerzos. Es muy difícil que si tu web acaba de arrancar consigas posicionarte en una head keyword salvo que tengas un gran conocimiento del SEO y sus estrategias. Por otro lado, estas palabras clave presentan un índice de conversión muy bajo, ya que el que busca un término genérico no siempre está dispuesto a comprar un producto. En resumen, las head keywords pueden atraer mucho tráfico si tras un esfuerzo titánico consigues posicionarte en ellas pero apenas te darán rendimiento económico en proporción al esfuerzo realizado. Las long tail keywords son palabras clave muy específicas que ofrecen un volumen moderado de resultados. Por ejemplo, si tomamos la palabra clave “zapatillas de deporte baratas Madrid” observaremos que ofrece una cantidad de resultados mucho más pequeño que el término “zapatillas” ya que es una cosa muy concreta que menos gente busca en Google. Esto quiere decir que en caso de lograr posicionarse en ellas no obtendremos un volumen muy alto de visitas. ¿Por qué es interesante trabajar con las long tail keywords? A pesar de que el volumen de búsqueda sea pequeño, son términos tan específicos que la persona que las busca suele tener una intención muy clara. El que busca en Google “zapatillas de deporte baratas Madrid” es porque quiere comprar en Madrid unas zapatillas de deporte a buen precio, por lo que será relativamente sencillo que si tenemos ese producto lo consigamos vender. Es decir, son palabras clave con un tráfico moderado pero con un porcentaje de conversión muy elevado, y esto es precisamente lo que las hace interesantes. Posicionarse en una long tail keyword resulta mucho más sencillo que en una head keyword, ya que a menor cantidad de búsquedas, menor cantidad de personas buscando y menos potenciales vendedores intentando situar su producto. Con una keyword muy clara y una estrategia de SEO bien desarrollada no deberías de tener problemas para posicionarte en los primeros lugares de una long tail keyword. Guía búsqueda de palabras clave o keyword research

¿Cómo elaborar una estrategia de búsqueda de palabras clave?

Paso 1- Ten claros tus objetivos

No tiene sentido hacer una búsqueda de palabras clave si no tienes claro el objetivo que quieres alcanzar. Damos por hecho que tu interés principal es sacar rendimiento económico a una página web, pero además de esto hay que plantearse de qué forma lo vamos a hacer. Si lo que te interesa son los ingresos por publicidad, lo que necesitas es un volumen muy alto de visitas que pinchen en tus enlaces, con independencia de lo que hagan después de esta acción. En este caso, puedes marcarte el objetivo de atraer la mayor cantidad de público posible, sin importarte mucho las intenciones que tengan en el momento en el que llegan a tu página web. Sin embargo, si tu objetivo es vender un producto el asunto cambia mucho. Da igual que lo que vendas sean bienes inmateriales, como cursos on line, o productos físicos, como camisetas o libros. Si quieres atraer a un cliente potencial, tienes que cuidar las palabras clave con las que trabajas, y aquí es donde entrará en juego el análisis preciso de las long tail keywords. Vamos a inventarnos un ejemplo de negocio con el que ilustrar los pasos de esta estrategia. Eres un apasionado del cine y has descubierto que existe un mercado interesado en las camisetas con diseños y frases ingeniosas sacadas de películas de todas las épocas. Has encargado, o realizado tú mismo, el diseño de algunas camisetas, has hecho un pedido a buen precio y has creado una magnífica página web en la que venderlas. Tienes claro tu producto (camisetas con temática de cine), tienes claro tu público (hombres y mujeres de entre veinte y cincuenta años de edad) y tienes claro tu objetivo (¡vender camisetas!).

Paso 2- Lluvia de ideas

Ponte en el lugar de tu cliente potencial. Imagina que tienes una necesidad, y que el producto que tú vendes puede cubrir dicha necesidad. ¿Cómo puede llegar el cliente potencial hasta ti y tu producto? La respuesta primera y más obvia es, como no podía ser de otro modo, Google. El buscador es la herramienta con la que miles de millones de personas en todo el mundo buscan cada día respuestas a sus necesidades. Ya tenemos a tu potencial cliente delante del ordenador y con la pantalla de Google ante él. Piensa ahora, ¿cómo va a plasmar su necesidad en la barra del buscador? ¿Qué palabras teclearías tú para obtener la respuesta más exacta posible al problema que tienes en mente? Antes de continuar recuerda que debes pensar como comprador potencial que no conoce las virtudes de tu producto. De nada sirve en este paso que pienses como un vendedor: ponte en la piel de tu cliente. Llegados a este punto se agolparán en tu cabeza diversas ideas. Genial, es el momento de anotarlas. Todo lo que no quede por escrito es susceptible de perderse, de modo que ponte manos a la obra y crea un documento en el que registrar todas estas ideas. Lo ideal es que utilices algún tipo de hoja de Excel que te permitirá en el futuro añadir datos y cifras que completarán el estudio de palabras clave. Si te sientes más cómodo en este momento trabajando con una hoja de papel y un bolígrafo, simplemente hazlo. Ya habrá tiempo de pasar los datos a un soporte digital más útil y seguro. Lo que tendrás ante ti una vez hayas acabado este proceso de lluvia de ideas es una lista más o menos larga de palabras y términos muy genéricos que tu cabeza ha relacionado con tu producto y que crees que un potencial cliente podría teclear en el buscador de Google. Ya hemos avanzado un paso en la construcción de nuestra estrategia de búsqueda de palabras clave. Seguimos con el ejemplo de la tienda de camisetas de cine. Te has puesto en la piel de tu potencial comprador y te han venido a la cabeza una gran cantidad de expresiones y palabras que pondrías en el buscador de Google para encontrar una camiseta para regalar a un amigo. Has anotado en tu hoja las siguientes palabras clave: camisetas de cine, camisetas frases cine, camisetas películas, camisetas cine baratas, camisetas cine Madrid. Como ves, son términos muy genéricos que pueden ser ambiguos y que en general entrarían en la categoría de head keywords: palabras clave muy generales con un amplio volumen de búsquedas pero al mismo tiempo una altísima competencia por ellas. Es un punto de partida.

Paso 3- Ampliar lista de palabras clave

Por el momento sólo hemos utilizado la propia intuición para elaborar nuestra primera lista de palabras clave. Ha llegado el momento de conocer algunas herramientas sencillas y básicas para afinar nuestra estrategia. La primera y la más sencilla es la propia barra del buscador de Google. El buscador está configurado para ofrecernos sugerencias sobre búsquedas relacionadas con las palabras que introduzcamos. En resumen: si introducimos un término muy genérico o head keyword el propio Google nos ofrecerá sugerencias sobre términos más concretos o long tail keywords basados en el número de búsquedas que los usuarios han realizado. Google nos ofrece estas sugerencias tanto en la barra del buscador como el footer, en la parte baja de la primera página de búsqueda. Hagamos la prueba con nuestro negocio ficticio de camisetas de cine. En el momento que escribimos “camisetas cine” en la barra de direcciones de Google Chrome o en el buscador nos aparecen varias sugerencias como “camisetas cine clásico”, “camisetas cine terror”, “camisetas cine kinki”, “camisetas cine mujer”, “camisetas cine baratas”, “camisetas cine Madrid” o “camisetas cine Barcelona”. Si miramos en el footer encontramos algunas más como “camisetas de películas y series”, “camisetas series”, “camisetas de series de tv” o “camisetas cinéfilas”. Es posible que durante la lluvia de ideas ya hubieras dado con algunos de estos términos, pero con seguridad Google te habrá sugerido algunos que no se te habían ocurrido a ti. Este sistema puede parecer muy simple, y sin duda existen herramientas que, como veremos, son mucho más sofisticadas y ofrecen una gran cantidad de información. Sin embargo, no te recomendamos que ignores este primer paso. Al fin y al cabo, es en Google donde queremos posicionar nuestro contenido, ¿y quién mejor que el propio Google para darnos pistas acerca de cómo hacerlo? Otra de las herramientas más populares que existen para ampliar el número de palabras clave de nuestra lista es Übersuggest, una aplicación que toma sus datos directamente de Google y te los ofrece ordenados y sistematizados. Su funcionamiento es muy sencillo: introduces en su buscador la palabra clave base con la que quieres trabajar, seleccionas el idioma y pulsas el botón “Suggest”. Merge es otra herramienta sencilla que te permite además combinar varias palabras clave para obtener nuevas y añadirlas a tu lista. Aunque esta aplicación te ayudará a conseguir nuevas ideas, también te ofrecerá resultados totalmente absurdos y sin sentido que deberás descartar tú mismo. Con el uso de estas tres herramientas ya deberías tener una gran lista de palabras clave con las que trabajar. Ten en cuenta que yo no sólo te estás basando en tu intuición, sino que estás construyendo una estrategia basándote en datos reales de búsquedas que los usuarios y potenciales compradores han hecho en Google. Antes de continuar deberás revisar tu lista de palabras clave para eliminar todas aquellas que no se relacione de forma directa con tu negocio. Sigamos con nuestro ejemplo. En la creación de tu lista de palabras clave para tu negocio de camisetas de cine, tal vez una de las herramientas te haya sugerido “entradas de cine Madrid” o “descuentos cine Barcelona”. Dado que tú no te dedicas a la venta de entradas de cine, tengan o no tengan descuento, puedes descartar sin problema estas palabras clave y eliminarlas de tu lista. Guía búsqueda de palabras clave o keyword research

Paso 4- ¿Qué palabra clave me interesa?

Llegados a este punto es posible que tengas en tu hoja de trabajo cientos de palabras clave (tal vez tengas decenas, es más que suficiente). Ha llegado el momento de seleccionar con cuáles vamos a trabajar. Es sencillamente imposible, salvo que tengas un presupuesto millonario para invertir en redacción de contenidos y análisis de SEO, que nos posicionemos en todas ellas a la vez, de modo que tendremos que seleccionar aquellas que más rentabilidad nos van a ofrecer. ¿Empezarías a trabajar con una palabra clave que buscan diez personas al día o con una palabra clave que buscan mil personas al día? ¿Cuál de las dos tiene a priori más posibilidades de convertirse en ventas consolidadas? Evidentemente, cuantas más búsquedas tenga una palabra clave long tail (como ya dijimos, dejamos aparte las head keywords) más posibilidades de beneficio habrá para nosotros. Hace un tiempo todo el mundo utilizaba la herramienta Google Adwords Keyword Planner, una apliación creada por el por el propio Google para aquellos que querían afinar en su búsqueda de palabras clave y especialmente enfocada a quienes deseaban poner anuncios de pago en el buscador. Sin embargo, desde 2016 comenzaron las sospechas de que Google estaba falseando los resultados que esta herramienta ofrecía y ocultando parte de la información que podría ser de utilidad para desarrollar tu estrategia. Fueron muchos los expertos que desde entonces decidieron abandonar esta herramienta y apostar por otras más transparentes. Aunque existen numerosas aplicaciones en el mercado que puedes utilizar, te recomendamos que apuestes por Keyword Tool. Es una herramienta muy sencilla, de uso muy intuitivo, pero al mismo tiempo muy completa y extremadamente útil para elaborar una estrategia de palabras clave. Veamos qué posibilidades nos ofrece Keyword Tool. Una vez nos hemos logueado en la página web de la herramienta, encontramos varias pestañas en la parte superior: Find Keyword, Analyze Competitors, Check Search Volume, FAQs, Tutorial y Account. Aunque todos estos elementos nos pueden ser de utilidad en nuestro negocio, es la parte de Find Keyword la que sin duda nos ofrecerá más rendimiento en esta fase de la estrategia. Lo primero que tenemos que hacer es introducir una de nuestras palabra clave en la barra de búsqueda. En el caso de nuestra empresa ficticia vamos a teclear “camisetas cine”. Le damos a buscar y nos lleva a una nueva pantalla. En la parte principal encontramos una serie de keywords comenzando por la que nosotros hemos introducido y seguida de otras relacionadas. Cada keyword va acompañada de una serie de datos muy importantes. En primer lugar, una cifra (search volume) que nos indica cuántas búsquedas al mes ha tenido de media esta palabra clave en el último año. En segundo lugar un porcentaje, que puede ser positivo o negativo, y que nos dice la variación que ha sufrido en los últimos meses. Si el porcentaje es positivo significa que las búsquedas han aumentado. Si es negativo significa que las búsquedas han disminuido en los últimos meses. Junto al porcentaje aparece un símbolo de gráfico que, por defecto, se despliega debajo. Si pincháramos en otra opción y el gráfico desapareciera bastaría con pinchar en el símbolo para volver a desplegarlo. El gráfico en cuestión nos indica la cantidad de búsquedas que ha recibido la keyword mes a mes en el último año. Estas cifras y el gráfico nos pueden resultar muy útiles a la hora de enfocar nuestra estrategia de palabras clave y, con ello, toda nuestra estrategia de SEO. Guía búsqueda de palabras clave o keyword research Imagina que introduces la palabra clave que tienes en mente, aquella en la que quieres posicionarte para vender tu producto estrella. Pulsas el botón de búsqueda y descubres que la media de personas que la han buscado al mes en el último año es de 5. ¿Te merece la pena posicionarte en una keyword que sólo 5 personas han buscado? Incluso con un porcentaje de conversión altísimo, los beneficios que esta palabra clave pueden reportarte son insignificantes, así que deberás valorar si merece la pena el esfuerzo. Primer elemento útil, en conclusión, que podemos sacar de Keyword Tool: descubrir si una palabra clave merece un esfuerzo grande, pequeño o ninguno en absoluto. Y no te engañes, por mucho que la palabra clave te parezca genial a ti, si la gente no la busca significa que sólo es genial para ti y que no hay una vía para abrirse al mercado con ella. La división por meses puede resultar muy útil si vamos a lanzar una estrategia que tenga un fuerte componente estacional. El comportamiento de los usuarios no es el mismo a lo largo del año, y varía dependiendo de numerosos factores, tales como las fiestas en las que se hacen regalos (Navidad, Reyes, San Valentín, Día de la Madre…) o los momentos clave en el calendario del consumismo (Black Friday, Rebajas de Enero…). Tal vez tu palabra clave tiene una media de búsquedas muy baja y sin embargo al desglosar esta media por meses descubres que éstas se disparan en el mes de diciembre. ¿Qué lectura podemos hacer de este dato? Sencillamente, que si quieres lanzar una campaña con esa palabra clave debes hacerlo en esa fecha concreta, con estrategias muy agresivas (¿incluyendo el Black Hat SEO? Lo dejamos a tu criterio…) para obtener un rendimiento muy fuerte en ese periodo a sabiendas de que cuando termine la gente ya no buscará esa palabra clave hasta un año después. A la izquierda de la parte central encontrarás unas barras y comandos que te permitirán afinar la búsqueda y el análisis de tus palabras clave. En “Locations” puedes seleccionar el ámbito geográfico en el que se han producido las búsquedas, desde grandes estados hasta ciudades de tamaño medio. En “Languages” puedes filtrar por el lenguaje de la búsqueda. ¿Por qué resultan útiles estos filtros? Imagina que nuestra empresa de camisetas de cine sólo realiza envíos a España y por el momento no tenemos la logística necesaria para hacer envíos a otras partes del mundo. ¿Te interesa en este caso las búsquedas que procedan desde fuera de España? Desde el punto de vista del vendedor no, no te interesan. Si lo que pretendes es posicionar una palabra clave para vender un producto en un determinado territorio, tienes que filtrar la búsqueda para que te ofrezca resultados de ese territorio concreto. No hacerlo puede llevarte a cometer errores de graves consecuencias. Volviendo a nuestro ejemplo, introducimos la palabra clave “camisetas cine el padrino” sin discriminar por territorio y encontramos con que tiene una interesante media de cien búsquedas al mes. Nos dejamos llevar por la euforia y trabajamos duro para posicionarnos en los primeros puestos de esta keyword. Tras un esfuerzo titánico, logramos qie Google nos premie con una primera posición en el buscador. Terminado el trabajo, nos sentamos a esperar el resultado de nuestro esfuerzo. Esperamos y esperamos… y las ventas no se producen. Notamos un aumento considerable en las visitas, eso sí, pero no logramos que esas visitas se conviertan en ventas. ¿Qué ha ocurrido? Regresamos a Keyword Tool y esta vez sí filtramos en “Locations” y limitamos la búsqueda a España. Y descubrimos que de las cien búsquedas al mes de “camisetas cine el padrino” sólo dos procedían del país al cual podemos realizar nuestros envíos. ¿Qué ha ocurrido? Hemos recibido una enorme cantidad de visitas de personas de diversos países del mundo, de lengua española en su mayoría, que al descubrir que nuestro producto no llega a su domicilio no han hecho, como es lógico, ninguna compra. Un enorme esfuerzo que se ha traducido en nulos beneficios y que podría haberse evitado de haber usado el filtro adecuado en Keyword Tool. Ahora que ya conoces la función básica de Keyword Tool lo primero que debes hacer es chequear con paciencia cada una de las palabras clave de la lista que elaboraste en los primeros pasos. Aplica los filtros y descarta todas aquellas que no arrojen un número significativo de búsquedas para los parámetros que deseas. Además de para chequear si las palabras clave de tu lista son o no son adecuadas para tus objetivos, esta herramienta sirve para completarla con nuevas sugerencias. Cuando realizas una búsqueda, Keyword Tool te ofrece un gran número de sugerencias de palabras clave relacionadas, todas ellas con los datos y porcentajes que ya hemos analizado. Es posible que algunas de estas palabras clave ya estén en tu lista: añade las que no tengas aun.

Paso 5- Ya tengo mi lista de palabras clave. ¿Qué hago ahora?

El objetivo de este artículo es guiarte en el proceso de búsqueda y selección de palabras clave. Sin embargo, lo terminaremos dándote alguna pista de qué hacer a partir de este momento. Lo que tienes que hacer con una palabra clave es lograr que tu página web se posicione en los primeros puestos de los resultados de Google cuando un usuario la escriba en la barra del buscador. La técnica que te permitirá lograr esto es el SEO (Search Engine Optimization), un complejo conjunto de acciones que te requerirán tiempo y esfuerzo. En otras palabras: la búsqueda y selección de las palabras clave es sólo el primer paso. La palabra clave te indica el objetivo al que apuntar; el SEO, la forma de dar en el blanco. Guía búsqueda de palabras clave o keyword research